El granado – la granada

El granado ha sido uno de los árboles frutales más cultivados a lo largo de la historia. Es una especie original de una extensa zona comprendida entre los Balcanes y el Himalaya, aunque en la actualidad es muy común en áreas del Mediterráneo, EEUU y Sudamérica. El granado ha tenido un peso muy relevante en diferentes culturas.
Los egipcios enterraban a sus familiares con su fruto, las granadas, y los babilonios masticaban sus pepitas antes de una batalla, seguros de que eso les hacia invencibles.
granado
granado

Se trata de un árbol que puede alcanzar los ocho metros de altura, aunque su tamaño normal suele rondar los cinco. El principal atractivo de esta especie es su llamativo fruto, las granadas. Del tamaño de una manzana, este fruto presenta un montón de pequeños granos en su interior de un color rojo muy intenso. El granado requiere mucha agua, por eso se adapta mejor a climas tropicales con mucha humedad. Esto no impide que sea una especie muy capacitada para soportar largos periodos de sequía.

Para su cultivo será recomendable que emplees estiércol y compost durante la primavera y que hagas un suministro abundante de agua durante su crecimiento. Esta especie se adapta mejor en suelos profundos y alcalinos, aunque también puede cultivarse en suelos con acidez alta. En cuanto a la recolección de las granadas,  la época más adecuada es la comprendida entre septiembre y noviembre.

Cualidades de las granadas

Los granos de la granada son un ingrediente muy apreciado en la cocina de algunos países. En Irán, India o Líbano se les da multitud de usos tanto para platos salados como dulces. El fruto del granado es una muy buena opción para mermeladas, siropes o para darle mucho color y sabor a una ensalada convencional. Además de ser un alimento muy sano porque, entre otras cosas, es rica en antioxidantes, potasio y calcio, es una apuesta segura con los más pequeños de la casa.

 

1 comentario en “El granado – la granada”

Deja un comentario