Puertas correderas

Frente a las puertas tradicionales, las puertas correderas ofrecen más ventajas, son prácticas y cómodas por eso cada vez se usan más.

Las puertas correderas o puertas que se deslizan. Se abren y cierran circulando sobre un riel o guía. Según el tamaño del riel así será el recorrido de la puerta. Si la puerta está totalmente abierta, la superficie de la puerta se desliza y queda oculta a la vista. La guía o riel puede ir a a pared, techo o suelo.  Las puertas correderas se pueden usar tanto en el interior como en el exterior.

Las puertas de bisagra tienen un recorrido hacia dentro de la habitación, un espacio vital en habitaciones pequeñas.

Las puertas correderas se fabrican en todo tipo de materiales, desde aluminio, vidrio, madera, aglomerado, paneles japoneses, lacadas. La gama de diseños es muy amplia para coordinar con cualquier tipo de decoración.

Las puertas correderas permiten adaptarse al espacio que tenemos, sea pequeño o grande, si el espacio es grande una puerta corredera se maneja con facilidad, frente a lo que sería manejar una puerta grande de madera.

Deja un comentario