La peonía herbácea

  • La perfumada y espectacular ‘Paeonia lactiflora’ es una herbácea perenne de origen chino, de raíces tuberosas.
  • Alcanza 0,5 a 1 metro de altura y crece lentamente.
  • Puede tardar entre cuatro o cinco años en adquirir su tamaño adulto.
  • Pueden ser enteras o divididas en foliolos de color verde intenso.
  • La planta pierde toda la parte aérea cuando llegan los fríos.

Sus flores grandes y perfumadas pueden ser simples, dobles o semidobles.

La P. lactiflora y la peonía común europea, la P. officinalis, han dado lugar a numerosas variedades, de flores blancas, rosadas, amarillas, anaranjadas, púrpuras, rojas e incluso jaspeadas.

Florecen desde el final de la primavera hasta principios del otoño.

Suelo fresco, profundo, bien drenado y rico en materia orgánica.

Crecen mejor en semisombra, ya que no soportan los calores intensos.

Si se cultivan en el norte, necesitan una posición más soleada.

El sustrato debe estar siempre húmedo.

Precisa riego moderado dos veces por semana, pero más frecuente en verano.

Conviene aportarle abono orgánico en otoño y mineral soluble en primavera.

Las ramas viejas solo se pueden podar tras la floración y en otoño, antes de caer las hojas.

En invierno pierde todo el follaje y se reduce a sus raíces tuberosas. Se reproduce por división de raíces.

Un suelo encharcado puede acabar provocándole botritis, lo que se evita con un buen drenaje.

Suelen atacarla los pulgones y arañas rojas, que se tratan con fitosanitarios.

Paeonia lactiflora
Paeonia lactiflora

Dada su gran belleza, la peonía se merece un lugar destacado en el jardín. Sus flores son muy adecuadas para arreglos con flor cortada, para lo cual hay que cortarlas todavía cerradas y muy temprano por la mañana.

Aparece representada con asiduidad en biombos, pinturas y tejidos de seda japoneses. Pero, además, la peonía se utiliza desde hace mucho tiempo para elaborar preparados medicinales, especialmente en China.

Revista Verde es Vida número 48, página 35

 

Deja un comentario