Dormitorio matrimonial Azul y blanco

Además de ser una combinación que queda muy bonita, el azul y el blanco son colores con mucha personalidad y que denotan frescura. El azul, a pesar de ser un color oscuro y profundo, nos recuerda a la playa, al cielo, e inconscientemente lo relacionamos con todo lo marino.

dormitorio azul
dormitorio azul

La única contra del color azul es que se puede tornar un tanto melancólico. Sin embargo, siempre hay forma de contrarrestar, y eso se logra perfectamente con el blanco.

El color blanco es pureza y alegría. No sólo neutraliza la profundidad del azul, sino que además transmite frescura – ¿será porque la nieve tiene ese color? – y brinda luminosidad. Con un poco de blanco en los ambientes, la luz que ingrese se reflejará e inundará todo.

Deja un comentario