El jardín renacentista

El jardín renacentista es la recreación de las maravillas de lo clásico. Su simetría, sus formas proporcionadas y el equilibrio del conjunto son las principales características heredadas de su inolvidable predecesor. El Renacimiento, nacido y extendido en Europa Occidental durante los siglos XV y XVI, supone una ruptura radical con el antiguo utilitarismo, aislamiento y practicidad de los vergeles antiguos de la Edad Media.

Parafraseando a la frase bíblica, este jardín está hecho para el hombre y no el hombre para el jardín, como sí ocurría en la Edad Media. Además, se utiliza como un instrumento para dignificarle. El espíritu de este nuevo diseño inspirado en esta corriente es aperturista. De hecho, la mayoría de estos jardines son ornamentales y sirven para reflejar el poder ostentoso de sus dueños. Por tanto, cualquier excusa es buena para conseguir el mejor resultado estético con una recreación de la belleza.

La presencia de flores, de árboles exquisita y minuciosamente cuidados, así como bonitos parterres, esculturas, fuentes, escalinatas, piedras no pueden faltar. No obstante, hay que saber mantener la proporcionalidad sin caer en los excesos, pues de ipso facto dejaría de tener una esencia renacentista para caer en el barroquismo más obvio.

En un principio el diseño de esta parcela debe distribuirse en torno a la construcciones principales. Todo el resto de los complementos que lo constituyen y adornan deben distribuirse alrededor de este eje guardando siempre líneas y formas proporcionadas y geométricas. Recréate en la belleza panorámica.

Recuerda que siempre debe guardar el buen gusto. Estos jardines más bellos y aristocráticos que decoran el paisaje de la Toscana, también se suelen instalar en terrazas o pisos superiores. Si quieres fijarte en algún ejemplo vivo, puedes mirar los jardines de las hermosas villas italianas, como Villa Lante en Bagnaia, Lazio (Italia). Las villas de Cafaggiolo y Careggi, en el noroeste de Florencia.

jardín renacentista

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *