Toldos para patios y terrazas

Los toldos para patios y terrazas son fabricados de material liviano, por lo general con estructura metálica y cubiertos de lona o alguna tela fuerte, preferiblemente impermeable o con un tratamiento adecuado para estar ubicado en el exterior.

Ventajas de toldos para terraza y jardín

  • Ayuda en climatización de los espacios de una vivienda proyectando sombras y asi refrescando los ambientes.
  • Resguardan de la lluvia y minimiza la acción del viento.
  • Amplia el uso de áreas externas de la vivienda, sin necesidad de una construcción tradicional, más costosa.

Tipos de toldos para viviendas

Existen varios tipos de toldos en función del sistema de anclaje, cómo se extiende y el tipo de material. Tenemos que elegir el toldo que más se adapte a nuestras necesidades en función del lugar donde vamos a instalarlo, las dimensiones necesarias y las condiciones climatológicas a las que va a ser expuesto.

Toldo de punto recto: Es el sistema más tradicional y el más usado en terrazas así como en comercios. Fácil de usar, cómodo y práctico, ya que funciona por un sistema de brazos frontales abatibles que pueden reforzarse con unos muelles para protegerlos de los fuertes vientos.

Toldo vertical: Este tipo de toldo también recibe el nombre de estor o “screen”. Se desenrolla en sentido vertical y se sujeta a la barandilla de la terraza o balaustrada por medio de un pasador.

Toldo plano: Está indicado para cubrir patios, grandes terrazas o lucernarios, entre otros. Se coloca en posición horizontal, o con una mínima pendiente, y se sujeta mediante una estructura cuadrada o rectangular, igual al perímetro del área que se debe cubrir, soportada por patas o bien mediante el anclaje entre patas y pared.

Toldo Capota: Este sistema es óptimo para ventanas pequeñas, puede ser de forma semicurva o cuadrada. Se distinguen dos tipos: fijas y móviles. Las primeras mantienen siempre la misma forma, similar a un cuarto de esfera. Las segundas se pueden recoger, ya que se componen de varios aros.

Toldos con cofre: esta es la última innovación en cuanto a instalaciones de toldos. Estos toldos pueden tener el brazo articulado y cobre protector, lo cual es ideal para refugiar la lona y que no se estropee con el tiempo.

Materiales para toldos

Lona acrílica: este tejido sintético tiene especial resistencia a la decoloración producida por los rayos solares. Se consigue en una extensa gama de diseños y colores y, por lo general, incluye un tratamiento especial impermeabilizante y antimanchas para facilitar su mantenimiento.

Lona de PVC: se trata de un tejido de poliéster recubierto de PVC y se caracteriza por su impermeabilidad y porque ofrece una gran resistencia y durabilidad. Es el material más utilizado porque es más duradero que las lonas acrílicas debido a su resistencia a los desgarros. Si bien ofrece protección contra los rayos ultravioletas, tiene la desventaja de que desprende calor cuando le da el sol pleno.

Lona sintética con fibra de vidrio: más costosa que las anteriores, su uso está muy difundido en oficinas y comercios. Filtra los rayos solares, mejora la eficiencia, evita los reflejos sobre las pantallas electrónicas y permite regular la intensidad de la luz que llega del exterior.Además, por su resistencia al calor, el frío y la humedad, permanece inalterable con el paso del tiempo.

Deja un comentario