Ideas para decorar la oficina

La oficina es el espacio de trabajo y su distribución y decoración depende mucho de la función que allí se desempeñe y de la cantidad de personas que en ella trabajen.

Hay una serie de elementos que deben estar presentes en toda oficina y son: los puestos de trabajo, es el espacio destinado a cada persona que trabaje en la oficina. El espacio de almacenamiento para archivos y demás material de trabajo. espacio para almacenar los insumos (papelería, material para fotocopiado, bolígrafos, tóner, tinta, CDs, DVDs, etc.).

La decoración de la oficina debe recrear un ambiente equilibrado, sereno, aunque energético, cómodo y agradable a la vista. Debemos contar con cierto espacio que nos permita sentirnos holgados, pero a la vez incluir el mobiliario y los accesorios que sean necesarios. Es muy importante incluir un toque de alegría y relax en el ambiente para evitar el estrés.

Es muy difícil combinar todos los elementos que mencionamos anteriormente en un lugar de trabajo, pero debemos tener en cuenta que es un espacio donde se pasan muchas horas al día y que además de ello, son horas tensas por las propias exigencias laborales, por lo que la decoración debe contribuir a mejorar el clima de trabajo, a la vez que optimiza el rendimiento. Para lograrlo, aprovecharemos la influencia psicológica que todos los elementos del entorno tienen sobre nuestro bienestar tanto emocional como físico.

Consejos para decorar una oficina:

En primer lugar debemos elegir una habitación de dimensiones tan generosas como sea posible, también que sea luminosa. En caso de que nuestra oficina no ofrezca estas condiciones, entonces deberemos recurrir a una hábil distribución del mobiliario, sumado a los materiales y los detalles ornamentales.

Los principales componentes de la oficina son la mesa de trabajo y la silla. La mesa debe ser lo más amplia que sea posible y la silla ergonómica para evitar problemas de columna por permanecer tantas horas sentados.

Debemos incluir estanterías de pared para los archivadores, libros, etc. Las mismas deben ser amplias y tendrán cajones o mesas auxiliares para los elementos que necesitemos tener al alcance de la mano.

Las paredes deben tener colores claros para mejorar la iluminación, la cual debe complementarse con la iluminación artificial que se divide en general y puntual. Si la luz natural es excesiva, la controlaremos con unas cortinas o estores, preferentemente blancas o color natural.

Es importante incluir algún toque de color, una planta, un elemento decorativo, o cualquier objeto que nos permita obtener la sensación buscada.

Una cartelera donde todos los miembros de la oficina puedan colgar fotografías, dibujos u otro material para compartir, es un buen toque para favorecer a la distensión general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *