Decoración de cocinas

La decoración de las cocinas se ha tratado tradicionalmente como algo secundario; generalmente la consideramos una estancia meramente funcional, dedicada únicamente a preparar las comidas. Sobre todo desde que el salón la ha relegado a un segundo plano como centro de reunión familiar. Sin embargo, no tenemos por ello que descuidar el estilo de su decoración. Será un lugar en el que pasaremos muchas horas, y qué menos que conseguir un ambiente adecuado en el que sentirnos tan a gusto como en cualquier otra zona del hogar.

Podemos escoger cualquier tipo de decoración, la que nos dicte nuestra personalidad. La más habitual en la cocina es la clásica o rústica: emplea motivos del mundo rural y elementos basados sobre todo en la madera y el mimbre. Si queremos un rincón acogedor, que nos recuerde a  los tiempos menos tecnológicos y vanguardistas, podemos seguir esta línea.

Por el contrario, si nuestro espíritu es más urbano y nos gusta estar a la última, tenemos la posibilidad de emplear líneas rectas y colores planos para conseguir una decoración moderna, acorde con las recientes tendencias. Para ello podemos emplear también muebles de materiales sintéticos y formas minimalistas: cocinas integradas, mesas y sillas de pequeño tamaño son algunos de los elementos que mejor encajarán en este estilo.

No debemos olvidarnos de la decoración de las paredes, en las que podemos colocar cuadros con motivos agradables, que remitan al mundo de la cocina. Incluso podemos utilizar los azulejos para innovar, huyendo de los tradicionales y lisos alicatados monocromos. Tenemos mil y una posibilidades en el mercado de la decoración de interiores, que cada vez más se va fijando en todo lo que puede ofrecer el espacio de la cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *